Francisco A. Muñoz

Universidad de Granada

Instituto de la Paz y los Conflictos · Departamento de Historia Antigua

Investigación

Filosofía antropológica e histórica

Las reflexiones emprendidas con respecto a las dinámicas sociales e históricas, a las causas de los conflictos, nos han llevado ineludiblemente a preguntarnos sobre la identidad y la condición humana, donde en definitiva residen las bases de estas interrogantes. En cierto sentido este es el propósito de la Antropología Filosófica, determinar esta identidad tomando en cuenta todos los aspectos de su realidad (filogenética, biológica, emocional, económica, histórica, o cultural).

Muchas de estas inquietudes están presentes en el grupo de investigación Paz imperfecta y conflictividad (antes: Paz y regulación de Conflictos) que dirijo.

 

Teorías de la Paz

Los cambios que se producen en las Agendas de la Paz, que nos indican las preocupaciones y los objetivos, y los avances en el conocimiento de otras ciencias y disciplinas hacen que la Investigación para la Paz deba de preocuparse por renovar las teorías sobre las que se asienta, y la formulación de sus presupuestos axiológicos, metodológicos y epistemológicos, así como los modelos antropológicos y ontológicos sobre los que se sustenta.

En este sentido cabe resaltar como los propios compromisos normativos, sociales y de acción que la Investigación para la Paz mantiene, por un cambio hacia un mundo más justo, pacífico y sostenible, están sustentados y dirigidos por ideas más o menos explícitas. Al igual que la teoría debe de aprender de las prácticas sociales, estas siguiendo el conocido concepto de praxis, tienen siempre una carga teórica que incluye valores y epistemes.

Para afrontar estas problemáticas no exentas de complejidad hablamos de una matriz unitaria e integradora que permita establecer cierto orden dentro del campo transdiciplinar de la paz. En este sentido propusimos el concepto de paz imperfecta -en el que seguimos profundizando-, nos vimos obligados a revisar y ampliar el concepto de conflicto, que asimismo nos llevó a tener que abordar los conceptos de dialéctica y mediación.

 De otro lado creo que es imprescindible profundizar en lo que podríamos llamar empoderamiento pacifista, como una relectura y actualización de los conceptos de poder y no violencia.

Estoy convencido que cualquier aportación que se haga en estos sentidos deber ser plural. Por eso hablamos de teorías y de paces, admitiendo la multiplicidad de experiencias, visiones y puntos de vista al respecto, procedentes de diversas tradiciones culturales y científicas que deben de propiciar espacios de encuentro que faciliten la relación, el aprendizaje y la fructificación de nuevas propuestas trans (culturales y disciplinares.

En estos momentos estoy profundizando con otros colegas en la definición de conflicto, para lo cual nos será de gran utilidad la propuesta de la racionalidad agónica-terapeútica de nuestro compañero Jose Manuel Martín Morillas, lo que nos permitirá afinar en las paces imperfectas y los procesos de empoderamiento pacifista que es lo que en definitiva nos interesa.

En la actualidad, relacionado con esta temática dirijo el Proyecto de Excelencia de la Junta de Andalucía Cultura de la Paz en Andalucía. Experiencias y Desafíos.

 

Historia de la Paz y los Conflictos

Las experiencias personales, grupales y de especie de paz deben ser reconocidas y analizadas. La Historia de la Paz, la Historia de la regulación pacífica de los conflictos es el espejo donde nos miramos, desde donde reconstruimos nuestro modelo antropológico y ontológico. La Historia junto con otras ciencias y disciplinas humanas y sociales están obligadas a dadnos toda la información posible de los procesos en los que se ha regulado de manera pacífica los conflictos en los que se ha encontrado.

La Historia de la Paz no es ni más ni menos que la Historia de los Conflictos gestionados pacíficamente. Es más, podríamos decir que la Historia es la Historia de los Conflictos o, dicho de otra manera, el motor de la historia son los conflictos.

Para reconstruir esta Historia de la Paz, como una parte irrenunciable de la Historia de la Humanidad, nos valemos de los conceptos de conflicto, paz imperfecta y empoderamiento pacifista, desarrollados en el punto anterior. En este proceso reconstructivo estamos teniendo en consideración los diversos actores, espacios y tiempos de la paz y a su vez, lo que pueda ser más relevante las relaciones entre los diversos eventos de paz, es desde esta perspectiva en la que cabría hablar de una Historia de la Paz.

Una aplicación práctica de esta propuesta la estamos llevando a cabo en el proyecto Virtudes clásica para la paz en la Europa Mediterránea (I+D Ministerio).

 

 

↑ Arriba (Ir al Menú)